viernes, 20 de enero de 2017

El bombardeo de Coventry


El 14 de noviembre de 1940, el ejército Alemán bombardeó la ciudad inglesa de Coventry, acabando con la vida de más de quinientas personas, dejando heridas a más de ochocientas y destruyendo varios miles de edificios, entre ellos su catedral, que permaneció como símbolo de la masacre.

Existe una historia no confirmada oficialmente, relativa a este bombardeo.

Los alemanes contaban con una máquina para intercambiar mensajes cifrados, llamada Enigma. En su momento era la máquina de cifrado más segura que existía, llegando a existir la idea de que era inviolable. Sin embargo, en Inglaterra, una serie de científicos, entre los que se encontraba Alan Turing, se reunieron en Bletchley Park para tratar de descifrar sus códigos. Gracias a los diseños realizados por el equipo de Turing, se logró destruir la defensa de Enigma.

No obstante, el 11 de noviembre de 1940 se encontraron con un mensaje interceptado a los alemanes. Con una serie de nombres en clave, se señalaba una serie de objetivos militares alternativos para realizar un bombardeo sobre la zona industrial inglesa. Una de esas palabras aportó la pista definitiva para saber que el punto del bombardeo sería Coventry. 

Y aquí es donde comienza la polémica.

Según varias versiones, el bombardeo inminente a la ciudad británica fue descubierto y puesto en conocimiento de Churchill. El motivo por el que no se hizo nada al respecto varía: Unas teorías sostienen que era demasiado tarde como para impedirlo, faltando dos días para el ataque. Otras, consideradas parte de la versión oficial ante la falta de una prueba acusatoria definitiva, sitúan el descubrimiento de la noticia o bien a pocos instantes de la aparición en Coventry de la aviación alemana, o bien después de los sucesos. Sin embargo, una de las versiones más extendidas, la que a día de hoy sigue manteniendo la duda, dice que Churchill supo del bombardeo de Coventry con la bastante antelación para evitarlo, pero que decidió no hacer nada, ni siquiera realizar una evacuación, para mantener en secreto el descubrimiento del protocolo para descifrar Enigma, o bien por miedo a que el Tercer Reich se enterase y decidiera utilizar otro método de cifrado, o bien para utilizarlo como ventaja estratégica en un futuro.

Como he dicho, estas teorías son solamente eso, y no existe una prueba condenatoria que las valide. Sin embargo, ¿cuál parece la versión más cercana a la realidad?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada