sábado, 31 de enero de 2015

Día 14: Se acabó


No estoy seguro de cuánto tiempo ha pasado...

Mi hogar todo este tiempo ha sido una cueva en la que nunca se veía la luz del sol. En su interior se dio cada batalla. Los golpes resonaban en una oscuridad silenciosa, cada paso se volvía más lento y la promesa de una brisa lejana era lo único que espoleaba mi cuerpo a seguir.

Y así conseguí escapar del infierno.

Ahora soy libre, y sigo sin saber cuánto tiempo ha pasado, ni de donde vengo, aunque casi pueda sentir que si miro al título de la entrada sabré que han sido catorce días. Nunca sabré el aspecto de las criaturas que me acechaban en las sombras, pero ahora soy su rey, y la palabra "victoria" resuena con fuerza en mis oídos, recordándome que me quite los cascos y recoja la habitación, que sí que parece una cueva después de todo este tiempo.

Pero de algo sí estoy seguro: soy libre.

Tema de hoy: Give a little bit, de Even in the Quietest Moments... (1977), quinto disco de Supertramp.

lunes, 26 de enero de 2015

Día 9: Pero qué asco te estoy cogiendo


Hola, yo aquí, odiando a todo el mundo, ¿y tú qué tal?

Esta mañana me encontré a Murphy, el de las leyes, pasando por delante de mi habitación. Se ha girado hacia mi, me ha sonreído y ha dicho "te vas a cagar".

Ayer iban ocho días desde que empecé con esto, y parecía que la cosa iba mejor (sobre todo cuando internet decidió regresar) pero me equivocaba, o eso me dijo mi garganta entre toses, además de algo así como "¿te acuerdas de la semana pasada, cuando tu padre llegó a casa y dijo que creía que estaba incubando algo?".

Aunque ahora mismo no sé si es gripe o un alien.

Se adelantan mis planes de dejar de fumar después de los exámenes, la fiebre no ayuda mucho a la hora de retener datos a las puertas de dos exámenes en días consecutivos, unas obras han decidido que escuchar música (ya fuese Charlie Parker o SOAD) era demasiado soso como para pasar el día, y al parecer hay gente que cree que mandarme ruiditos por Whatsapp es lo más conveniente para la fiebre.

En fin, que Murphy o es un hijo de puta o tiene capacidad para coordinarlos a todos.

Tema de hoy: Banana Boat Song (Day-Oh), de Harry Belafonte.

domingo, 25 de enero de 2015

Día 8: Chica perfecta


Algunos dirán que solo estoy posteando los días impares. Yo contesto que no se le puede sacar sangre a un nabo.

Aunque se puede chupar, a ver a qué sabe.

Bueno, me viene a la cabeza hoy el cartel de la peli que ponía a Bo Derek como la perfección hecha mujer en medio de las vacaciones de un patético pringado encarnado por Dudley Moore, porque ayer creo que conocí a la chica perfecta. Sin embargo, habría que eliminar el tono "picantón" (como diría mi prima, que a veces parece una octogenaria) de dicha película.

De hecho, esto lo digo como dato puramente estadístico, de modo que no me centraré en lo físico (aunque, solamente como apunte, era preciosa... o más bien lo es, porque supongo que sigue viva), sino en una serie de datos que fui recopilando a lo largo de la noche, y de los cuales he destacado los más relevantes, a saber:

- Nada más llegar al bar en el que había quedado con una amiga y la susodicha, estaban hablando de Black Mirror, señal de criterio más que decente.

- Estaban echando por la tele el Real Sociedad - Eibar. Yo pregunté "¿con quién vamos?" y ella dijo "con el Eibar". Luego se puso a hablar de la filosofía de cantera de los equipos vascos, en especial la del Athletic Club de Bilbao. De este modo, no solo escogió el mismo equipo que yo, sino que demostró un muy poco patriarcal conocimiento de fútbol.

- Mi amiga empezó a hablar de una serie que le gustaba (y le gusta, porque supongo que sigue viva también), y "la mujer 10" se burló exactamente de la misma forma que yo. Señales semejantes de sentido del humor se repitieron a lo largo de la velada, hablando de urgencias médicas bizarras o gente que escribe como el culo por Whatsapp.

- Me ofreció tabaco sin yo habérselo pedido. Y tabaco industrial, no de liar.

- Y más escalofriante aún. En el descanso del partido pusieron un resumen del Córdoba - Real Madrid, y cuando emitieron la expulsión de Cristiano, la cada vez más perfecta amiga de mi amiga lo puso a parir.

¡Y todo esto en poco menos de dos horas!

Esta serie de datos, aparte de dar un tono pseudo-sesudo a este lamentable alarde de machismo tan propio del patriarcado, sirve para dar una serie de características que a lo mejor otro encontraría del todo desagradables. ¿Existe una mujer perfecta, como si fuera un par de guantes cuando tienes frío o un pincho de tortilla cuando quieres una tapa? ¿No son todas igual de perfectas con sus gustos totalmente distintos a los tuyos o con sus propios intereses que tal vez no te incluyan en absoluto?

En fin, si el mundo está dominado por la imagen y la cosificación de cada detalle seguro que no ha sido por mi culpa, que llevo aquí cuatro días, así que ajo y agua.

Es más, Bo Derek me parece patética en "10".

Tema de hoy: Putas y Maricones, de La estanquera de Saigón (2014), de Los Chikos del Maíz (una vez más) y Evaristo, de Gatillazo.

viernes, 23 de enero de 2015

Día 6: Minivacaciones


Este fin de semana va a ser menos intenso.

Después de unos días bastante jodidos, parece que voy a tener un pequeño descanso, y algunas pequeñas buenas cosas están empezando a pasar en medio de un océano de mierda cuyas costas no se divisan: ha pasado la peor mitad de la época de exámenes, internet ha decidido volver a casa, mañana no va a sonar el despertador, puedo dedicar el resto de hoy a la vida contemplativa...

Algo es algo, vamos.

Ah, sí, y ayer me asusté un poco. Estuve durmiendo en casa de unos compañeros de clase, y aunque hoy hemos tenido que madrugar para pillar nuestros incondicionales sitios en la biblioteca, pasamos hasta las tantas descojonándonos de cosas varias, y en cierto momento me dije "enhorabuena, has petado".

Pero ahora parece que estoy en calma.

Tema de hoy: Let U Know, de All U Need Is Mosh (2008) de Plastilina Mosh.

miércoles, 21 de enero de 2015

Día 4: ¿Qué ha pasado con el día 3?


Ayer no estaba muy fino, y además estaba sin internet.

De hecho, hoy sigo sin internet, estoy actualizando esto con el ordenador de PSY (ya os hablé de él y de nuestro viaje a Madrid).

La cosa es que hay veces que dan ganas de mandarlo todo a la mierda, pero hay que seguir adelante por una sencilla razón: ganas de matar.

No te culpabilices si llega un día en el que te sientes con ganas de salir a la calle y reventar la primera cara que veas. Solo canaliza ese odio y utilízalo para hacer que quien quiera joderte huya. Que corra hasta abandonar, por lo menos, el municipio.

Como decía Homer: Ganas de matar aumentando...

Tema de hoy: Figli della stessa rabbia, de Banda Bassotti.

lunes, 19 de enero de 2015

Día 2: Cómo ser los apuntes


Joven (o no) alumno, tratas de abarcar demasiado. Quieres conocer la materia, pero la materia no es algo tangible, no eres capaz de abarcar algo así con tu mente.

Los apuntes son solo su envoltura física. Mete agua en una botella y será la botella, mete agua en una taza y será la taza. Mete la materia en los apuntes y será los apuntes. Es a la vez una estática continua y una salvaje catarata de datos.

Sé los apuntes.

Piensa como los apuntes, siente lo que sienten los apuntes, actúa como los apuntes. Sé que ha sido un viaje largo, que no hace ni dos semanas de la última vez que saliste hasta las tantas y bebiste hasta olvidar por qué empezaste a hacerlo. ¿Y crees que así puedes tú, pobre infeliz, conocer la inmensidad de la propia materia?

Pero todavía tienes una oportunidad: cuando tú mismo te mimetices con los apuntes hasta convertirte en ellos, contendrás la materia.

Sé los putos apuntes, cojones ya.

Tema de hoy: School's Out, de School's Out (1972), de Alice Cooper.

domingo, 18 de enero de 2015

Día 1: Domingo jodido


Lo dije y lo repito, estoy de exámenes, y eso se entromete en mi excepcional racha de entradas.

Pero no voy a permitir que un problema tan del primer mundo como es tener que estudiar me silencie, así que he tomado la alternativa más razonable: una entrada al día. Algo sencillito y que documente mis progresos de aquí a fin de mes.

Hoy (digamos "día 1 del experimento") no voy mal, y aunque en el recuento general solo tenga ganas de morirme, quiero hacerlo luchando.

Tema de hoy: Die Alright, en Hate to Say I Told You So (2000), de los Hives.

sábado, 17 de enero de 2015

A las cosas por su nombre


En principio iba a escribir esta entrada el día 15, pero casi me alegro de no haber podido hacerlo hasta hoy.

En principio este es un blog de música, aunque a veces tenga la sensación de hablar de todo menos de eso. Sin embargo creo que el arte es un reflejo de la sociedad de su época, su interior lo alberga todo, así que en cierto modo hablo de lo que puede provocar una canción determinada.

En este caso no es así, al menos por mi parte. Esto sale de las tripas, y en especial después de la muerte de Bolinaga, el etarra que secuestró a Ortega Lara. Ni mucho menos pretendo hacer apología del terrorismo con esta entrada. Al contrario, la violencia queda más allá de lo defendible para mi.

Pero casi es inevitable recordar aquella frase que decía que aquí hay señores cojos y cojos de mierda. Hay asesinos cuya muerte celebra todo el mundo, y asesinos a los que despiden con honores de Estado. Incluso podríamos mantener el contexto para hablar de un etarra muerto y una víctima suya, como Melitón Manzanas, torturador de la BPS que fue homenajeado con un reconocimiento civil a las víctimas del terrorismo. No pretendo justificar a nadie, ¿pero no hay víctimas que de verdad merezcan ese tratamiento en su lugar? ¿Ser acribillado a balazos borra de golpe todos los actos horribles previos?

Pero yo pensaba en Fraga, muerto un 15 de Enero de 2012. El hombre que perteneció a un gobierno que firmó sentencias de muerte y que contribuyó en la mayor medida posible a que hoy en día España sea el segundo país del mundo con más desaparecidos (solo superado por Camboya). El hombre que se bañó en Palomares. El hombre que se desentendió del Prestige. El hombre que es uno de los padres de nuestra constitución, el responsable de su parte más reaccionaria.

Este es el sistema en el que vivimos, donde uno de los miembros de una dictadura fascista y asesina recibe honores a su muerte. ¿Alguien se imagina a un miembro del gobierno de la Alemania Nazi recibiendo este tratamiento tras la caída de Hitler?

De hecho incluso me siento culpable por haber recordado a alguien que, al igual que Bolinaga, merece el ostracismo que le debe la historia.

Nuestros actos deben responder por nosotros, y nuestra memoria debe dar fe de ellos.

martes, 13 de enero de 2015

Hipócrita


Hoy toca dedicatoria otra vez.

Definió el lingüista Noam Chomsky la hipocresía como el hecho de no aplicar en nosotros mismos unos valores que sí aplicamos en los demás, lo cual es bastante honesto si tenemos valor para pensar que todos podemos ser hipócritas en algún momento.

Pero por mucho que trates de evitar enfrentarte a algo, no vas a poder esquivarlo. Tarde o temprano estaremos cara a cara, y me pregunto si entonces serás capaz de mirarme, porque vas a seguir debiéndome unas cuantas respuestas. ¿Crees que vas a hacer desaparecer todo lo que quiero saber y no me has dicho? ¿Que te miraré y se me olvidará todo?

Tu silencio dice más de lo que crees. Dice que no me puedo fiar de ti, que tu mentira sería mucho menos obvia si tuvieras valor para decirla, que te importa una mierda todas las veces que he visto cómo te sentías vulnerable, o dolida, o desesperada. Que puedes quitarte las lágrimas con la misma facilidad con la que te quitas una máscara.

Que no eres más que una hipócrita.

lunes, 12 de enero de 2015

2015: Se acercan conciertos


Lo prometido es deuda, así que vengo con una lista de conciertos bastante interesantes para el año que acabamos de estrenar. Y es que este año tenemos para todos, como aquel anuncio insoportable de refrescos. Luego ya que cada uno se lo monte como pueda, ¿no?

Para los melódicos, Van Morrison no tardará en pasarse por el Liceo de Barcelona, aunque antes aún le dará tiempo a Loquillo para dar su concierto programado en Motauros.

Empezamos con Dropkick Murphys, que pasarán por Madrid este 16 de Febrero. Si te gusta el punk, tal vez esto te sirva para abrir boca, ya que poco más de un mes después un grupo tan mítico como los Buzzcocks también visitará la capital.

Lamento tener que decirte, por otro lado, que si eres de los que querían ver a AC/DC a su paso por España y no te has andado con prisas para pillar entradas, vas a tener que aguantarte, porque ya han agotado. Aunque si te van los mitos, que sepas que tienes otras tres oportunidades de oro, porque Kiss tiene dos fechas programadas al borde del verano, Lenny Kravitz se pasará por Gijón y Madrid un mes después (no sé si con su bufanda gigante o sin ella), y U2 repetirá en el Palau Sant Jordi.

¿Te van más los festis? Pues tal vez deberías saber que el Resurrection Fest ya confirmó su cartel, y el Viña Rock va camino de ello en el que creo que será su 20º aniversario. Festival este último, por cierto, en el que estarán de paso Los Chikos del Maíz, en su gira promocional con unas cuantas fechas por distintas ciudades para La Estanquera de Saigón.

Otros estaréis encantados al saber que Mark Knopfler estará en Sevilla este verano, y no de vacaciones precisamente. Y que Mayo, además de alergias estacionales, este año traerá a Nick Cave en Barcelona.

De momento no añado más, aunque intentaré hacerlo. Al picar en los nombres de los grupos se puede acceder a la información sobre los conciertos, y si no te ves capaz de ir a todos, recuerda a Morfeo con las pastillas en Matrix:

Elige bien.

miércoles, 7 de enero de 2015

Prehistoric dog


A ver, vayamos por partes.

Lo primero, ahora entro en época de exámenes, así que no sé si voy a poder seguir el ritmo que he llevado estos últimos meses. O, para compensar, a lo mejor empiezo a postear todos los días (después de un par de entradas que tengo programadas) pero con un contenido básicamente de puta mierda.

Pero así es la vida, ¿no?

Lo segundo, que tenía pensado ponerme con una lista de conciertos interesantes que va a haber a lo largo de este 2015, que son unos cuantos, pero me ha dado una pereza monstruosa, porque en breves me voy a tener que pelear con (entre muchos otros) Walter Benjamin, Hipódamo de Mileto, la Carta de Atenas, y un tal Baudelaire que me han dicho que va como una cuba todo el rato, aunque del dicho al hecho... Bueno, el caso es que la siguiente entrada (lo prometo por el Niño Jesús) va a versar sobre el buen puñado de conciertos que va a haber no tardando mucho.

Lo tercero, este pepinazo de canción es del disco homónimo de Red Fang (Red Fang, claro), y le quita hasta al más pintado la desidia de la vuelta a la faena después de las vacaciones. Es más, yo no tengo ganas de hacer nada más que lo que pasa en el videoclip, y así hasta el lunes.

Y lo cuarto, y más importante, que dedico esta entrada a mi gran amiga "Jello Biafra", ya sabe por qué...

sábado, 3 de enero de 2015

El sonajero


"Vuelvo pa' despedirme, y si me tientas me quedo."

Si no fuera por el "pa", me podría tatuar esa frase.

Bueno, al grano. Lo primero, creí que la entrada anterior la había escrito el 1, aunque ahora lo pienso y me doy cuenta de que eso era imposible, porque yo no estaba para escribir ni un tuit a los Reyes Magos.

Conclusión: se me ha olvidado desearos un feliz año nuevo.

¿Y a que no ha pasado nada?

De todas formas, la intención es lo que cuenta, aunque llegue un par de días tarde.

Empiezo el 2015 en el blog con un grupo que supuso una sorpresa para mí hace ya unos cuantos años. Koma hacía una especie de thrash metal alternativo, cantado por un hardcoreta rollo Black Flag y con letras tirando a satíricas. Hasta entonces a mí me había pasado de largo el pepinazo que supuso Vaya carrera que llevas, chaval, pero un día me topé con su disco de 2004, Sinónimo de Ofender, y me lo llevé más por curiosidad que por otra cosa.

No entendía una puta mierda.

La cuestión es que en ese momento ganó el sonido. Riffs potentes y bien cuidados, mucha variedad de un tema a otro y un montón de texturas para tratarse de un disco de este género (aunque obviamente ni punto de comparación con, yo que sé, un Peace Sells... But Who's Buying? o incluso un South of Heaven).

El grupo se separó poco después de que el cantante, Brigi Duque, dejase la formación y se convirtiera más tarde en el batería del nuevo grupo de El Drogas (hablaré otro día de Barricada), pero no sin antes dejar una última canción para el recuerdo en su disco Sakeo, de 2007, de donde he sacado la frase con la que abro esta entrada.

Y sin más, con el ritmillo que deja este tema en el cuerpo, os deseo con un pelín de retraso un feliz 2014... digoooo... bueno, lo que sea.