martes, 28 de junio de 2011

¡100 º C!


Este título no tiene nada que ver con la exagerada ola de calor que tenemos encima, sino más bien con la ostentosa imagen de esta botella de cava de la que brotan serpentinas. Sin embargo, he de decir que, ya que la agobiante temperatura se ha hecho un hueco en nuestros hogares, no se me ha ocurrido mejor homenaje que dejar que figure en el título de una entrada tan importante.


¿Por qué? ¡Amigo lector, ante tus ojos tienes la entrada número 100 de "Diario de un dependiente"!

Hace ya un montón de tiempo desde aquel 24 de febrero en el que inauguré tímidamente este blog con una modesta entrada sobre lo jodido que es desvelarse y no poder volverse a dormir, acompañada de un vídeo de 50 memes en un minuto (nostálgico o despistado, aquí la tienes).

Y hoy no me puedo creer lo que ha crecido esto. En unos cuatro meses no he cumplido mi objetivo de alcanzar en público a "Orgasmatrix" (no descansaré hasta conseguirlo), pero estoy más que satisfecho por cómo va la cosa.

Y, como celebración de esta especie de centenario, tengo una sorpresa preparada: ¡un concurso de relatos!

El concurso, al que, a falta de otro nombre, llamaré "Debido a la Efeméride, Primer Encuentro Nacional de Demostración Impresionante de Escritura Narrativa... ¡Toma Eso!", o, lo que es lo mismo, "concurso de relatos D.E.P.E.N.D.I.E.N.T.E.".

A pesar de la chorrada del párrafo anterior, no es broma. Queda abierto el concurso de relato corto de "Diario de un dependiente". La participación es abierta, y las bases, fechas y formas de inscripción y de votación quedarán expuestas en el enlace que pondré al final de esta entrada. El premio será... trrrrrr (esto es un redoble, aunque no lo parezca)... ¡Mi novela!

Exacto, el ganador del concurso recibirá "Diario de un dependiente". No es un "Euromillones", pero menos da una piedra, ¿no?

En fin, estos cuatro meses con vosotros han sido una pasada, y espero seguir así por mucho tiempo. ¡Gracias a todos!

domingo, 26 de junio de 2011

Las maletas siguen en la puerta



Hace no más de media hora que he vuelto de unas ¿merecidas? vacaciones de fin de semana en las que mi vida ha carecido de control. He vivido una espiral de orgías gastronómicas con paella, tinto de verano, ensaladilla rusa… vamos, todo un desfase, pero intestinal.

El caso es que, agotado y probablemente con algún kilo más de los que me llevé, he vuelto a casa, he hecho inventario y me he sentido viejísimo. Y es más, me he dado cuenta de que, mientras estaba allí, rodeado de vegetación, comiendo paella y escuchando las chorradas proferidas por los domingueros que pasaban por nuestro lado, no he disfrutado ni una décima parte de lo que esperaba (lo cual, claro está, sí que ha sucedido con mi irresponsable alimentación durante estos dos días).

¿A qué edad, y bajo qué circunstancias, un tipo decide que ya no necesita a sus amigos ni las cosas que solía hacer antes para divertirse? ¿En qué momento exacto se pasa de ser uno mismo a fingir ser otra persona frente a un puñado de parejas a las que nadie conoce de nada, y tener que reírle las gracias a solo Dios (si es que alguien mantiene el contacto con él) sabe qué patán?

Joven o viejo: si lo que esperas de la vida es ser feliz, no te separes nunca de la gente que consigue ese objetivo ni por todas las barbacoas choriceras del mundo.

Si es que va a ser verdad lo que decía mi abuelo: la vida no es difícil, difícil la hacemos nosotros.

martes, 21 de junio de 2011

Los tres mejores vídeos de Álvaro Carmona

Después de una mañana entera viendo vídeos de sus actuaciones, me he sentido en la obligación de dedicarle esta entrada con un "top 3" de mis favoritas:

3- Respuestas a exámenes:


2- Cómo seducir a una chica:



1- Maneras de que una chica corte contigo (pequeño en calidad de grabación, grande en calidad del contenido):



¿Cuáles elegiríais vosotros como favoritos?

lunes, 20 de junio de 2011

Un hombre asegura que un maniquí es su esposa


Ned Nefer, de 38 años, intenta ir de Syracuse a Watertown a pie. Y va empujando a Teagan, con quien "se casó" el 31 de octubre de 1984.

Los padres de Nefer han manifestado su aprobación por esta unión. "Oye, si se quieren, ¿quiénes somos nosotros para impedir su amor?", ha declarado una llorosa señora Nefer. Los padres de Teagan, por el contrario, han decidido permanecer en silencio.

domingo, 19 de junio de 2011

El peor día para significarse


Si bien nunca he sentido ningún aprecio por los lunes, estoy convencido de que el peor día de la semana, a nivel físico, es el domingo. A pesar de todo, el cansancio típico de este día queda mitigado, ya que quienes lo sufrimos no nos encontramos en un estado de plena consciencia.

Y aun así, hay cosas que son inevitables.

Hoy, a las siete de la tarde, se hace necesario seguir recordando a todo el país que seguimos aquí, y que seguimos indignados. Que no hace falta hacer nada más que salir a la calle y mostrar que estamos acuerdo con las propuestas para llegar a una democrácia que no sea un paripé que se celebra cada cuatro años.

"Es hora de aullar, porque si nos dejamos llevar por los poderes que nos gobiernan, y no hacemos nada por contrarrestarlos, se puede decir que nos merecemos lo que tenemos."

José Saramago.

viernes, 17 de junio de 2011

Dross: erase un hombre a un sombrero pegado


Hoy os recibo con este tocado sin nadie dentro como modesto homenaje a un auténtico fenómeno en esto de surcar la red. Supongo que más de un aficionado a YouTube solo necesitará un vistazo a la imagen para intuir de quién voy a hablar. Pues, efectivamente, se trata de Dross.

Con tal "atrezzo", Dross (alter ego del periodista venezolano Angel David Revilla) se planta delante de una cámara y, ladrillo a ladrillo, construye su blog (al que, como siempre, podréis acceder con solo hacer click sobre la imagen de arriba) llamado "El diario de Dross".

"El diario de Dross" es, entre otras cosas, un escenario donde su autor desgrana en diversos detalles los videojuegos (serios o no) que van cayendo en sus manos. Ejemplos claros son sus vídeos sobre bandas sonoras, doblajes y curiosidades varias. Además, una buena parte del material sobre juegos que sube a la red, aparte de guías que él mismo escribe y lo que he mencionado hace un par de líneas, son documentos gráficos que le muestran perdiendo multitud de partidas y, en consecuencia, cagándose en todo el santoral.

Sin embargo, entre juego y juego, nos encontramos con extensos videos de opinión que, a pesar de su sencillez técnica (una webcam y un micro. ¿Para qué mas?), son dignos de un gran comunicador social. Con auténtica pasión, Dross pone sobre la mesa temas candentes, apoyándolos sobre una base sólida.Más allá de limitarse a analizar dichos asuntos, se implica en ellos y no se corta a la hora de dar su opinión personal, siempre dispuesto, sin embargo, a aceptar las consecuencias. De esta forma ha tratado asuntos como la ley Sinde, el fenómeno Justin  Bieber o teorías conspirativas varias.

A pesar de poner de manifiesto en estos vídeos ciertos detalles que deberían hacer sonrojar a más de uno, su discurso es tan potente y (en unos casos más que otros) subjetivo que no deja indiferente ni a seguidores ni a detractores. Prueba de ello son los comentarios que coleccionan sus publicaciones en YouTube, que oscilan desde el fanatismo hasta la crítica más destructiva y visceral, pasando por todos (o casi todos) los grados intermedios.

Como aperitivo, y para que os hagáis a una idea, esto es lo primero que supe de él:


En conclusión: un tipo sin pelos en la lengua, sin miedo a mojarse, algo irascible cuando pierde y con grandes dotes como orador. No siempre estarás de acuerdo con él, pero disfrutarás cada minuto de vídeo.

 P.D.: Sí, el dibujo de arriba lo he hecho yo con el paint.

jueves, 16 de junio de 2011

Entrevista a Marta Querol, autora de "El final del ave fénix"

- ¿Nombre?
Marta Querol.

- ¿Lugar?
Valencia, España.

- ¿Ocupación?
Escritora

- ¿Malos hábitos?
Me encanta el chocolate y Facebook, aunque no los considero malos hábitos :)

- Tres palabras que te definan como persona:
No me gusta definirme, creo que es algo que deben hacer los demás.

Zapatero, a tus zapatos:

- Tu novela, “El final del Ave Fénix”, fue una de las diez finalistas del Premio Planeta del 2007 (edición que ganó Juan José Millás y que dejó como finalista ni más ni menos que a Boris Izaguirre). ¿En algún momento tuviste delante tu manuscrito y pensarse “ésta es la mía”? ¿O, por el contrario, llegar a esa posición fue completamente inesperado?
Cuando envías un manuscrito a un premio, en el fondo de tu corazón lo haces porque crees que lo que has escrito merece la pena, y confías en llegar a algún sitio con él. Pero la cabeza, más fría, te dice que es poco menos que imposible, y así lo creía yo, un imposible. Así que fue inesperado.

- La novela trata sobre la vida de dos personajes, Elena y Carlos, miembros de dos familias (los Lamarc y los Company) y parece prometer una mezcla entre drama épico y narración intimista. ¿Pero de dónde surgió en realidad la idea? ¿Alguna película, libro o cualquier otra cosa activó un día el “chip” de tu mente? ¿Cómo nace “El final del Ave Fénix”?
Bueno, lo he explicado en muchas ocasiones. Tuve una experiencia personal muy dura que me tenía sumida en una tristeza mal controlada, y comencé a escribir para sacarme esa pena. De ahí que el prólogo sea tan brutal e impactante. Y a partir de ahí comprendí que ese era mi lugar, debía seguir escribiendo y lo hice, y cree una historia con temas que a mí me interesaban.

- ¿Qué autores te han servido de inspiración para encontrar tu estilo como escritora?
Con franqueza no lo sé, no soy consciente de ello, pero los que me han leído y analizado la obra ven influencias del realismo francés de Flaubert, Balzac o Stendhal (autores que he leído mucho) y también de Galdós, aunque claro, salvando muchísimas distancias y dicho esto con la boca muy pequeña.

- Ya sé que esto es un poco como preguntarle a una madre a cuál de sus hijos quiere más, pero no puedo evitarlo. De los personajes que has creado, ¿cuál es tu favorito?
Bueno, Elena, la protagonista. Es mi preferido por razones obvias, pero las otras dos mujeres del libro, Dolores y Verónica, me han dado muchísimas satisfacciones como escritora.

- ¿Cuándo, cómo y por qué empezaste a escribir?
Empecé como he comentado antes, una madrugada de 2006 y por pura desesperación personal, como terapia. Y continué a partir de ahí ya por gusto y casi necesidad.

- ¿Algún proyecto en ciernes?
He terminado mi segunda novela, Las guerras de Elena, y estoy pendiente de su futuro editorial.

Literatura:

- ¿Cuál es tu libro favorito?
No tengo un libro favorito, tengo muchos libros que me han enamorado, y la lista sigue creciendo. El último en entrar en esa lista ha sido Malena es un nombre de tango, de Almudena Grandes.

- ¿Hay algún libro que jamás leerías?
Tal vez alguno que se basara en hechos reales y se regodeara en aspectos macabros, y tampoco estoy segura de esto.

- ¿A qué pareja le darías el premio al mejor romance?
No sé si hay un «mejor romance», pero hay muchos que me han impresionado. Por ejemplo, en el libro que ahora estoy leyendo, el romance entre Fernando y Malena me parece de una intensidad inquietante. Refleja muy bien el abandono y la pasión adolescente del primer amor. O el de la señora de Renal por Julien Sorel en Rojo y negro de Stendhal, con sus dudas y remordimientos, y por la falta de voluntad para romperlo. Hay muchos.

- ¿Y los personajes que más se odien?
Me impresionó el odio sibilino y oculto de la Prima Bette, en la obra de ese título de Honoré de Balzac, mientras adoptaba un aire protector con su prima. O el de las dos hermanas Vicario en Crónica de una muerte anunciada.

- ¿Eres del tipo de lectores que se fijan en la cubierta?
Me fijo, claro, pero no es decisivo para mí a la hora de comprar un libro.

- ¿Cuál es la sinopsis más estrafalaria que has leído?
La de una novela divertidísima que se llama La terrible historia de los vibradores asesinos, de Miguel Ángel Buj.

(He aquí el cuerpo del delito: “Ajonio Trepileto, un convicto en libertad condicional al frente de un sex shop con licencia de tablao flamenco, vende una noche tres vibradores —modelo Big Julius— a una despampanante mujer llegada a bordo de un lujoso automóvil. Al día siguiente averigua que proceden de una partida defectuosa: el calor del motor puede hacerlos explotar. Temiendo regresar a prisión, el estrafalario protagonista emprende la búsqueda de la mujer para recuperar los vibradores antes de que ocurra algo irreparable.

De la mano de Claudita —la más oronda y cariñosa camionera jamás vista—, Ajonio sigue el increíble rastro de los artilugios por Madrid, Zaragoza, Sitges y Barcelona, infiltrándose en sepelios, restaurantes de postín, caprichosos niditos de amor, solemnes despachos y hasta mansiones. Poco a poco, sin pretenderlo, se ve envuelto en una loca aventura donde no juega un papel menor la extraña manía de un acaudalado hombre de negocios. La debilidad de su propia carne y su irreflexiva osadía, lo arrastrarán a un final sorprendente.

La terrible historia de los vibradores asesinos es una magnífica novela de humor, donde los recursos cómicos tradicionales, la desenfadada trama y el pintoresco lenguaje con el que el protagonista se dirige al lector, forman un todo hilarante e inolvidable.”)

Preguntar por preguntar:

- ¿Playa o montaña?
Un poquito de cada una.

- ¿Cuál es tu canción favorita?
No tengo canciones favoritas. Según el estado de ánimo son unas u otras.

- ¿Por qué cruzó el pollo la carretera?
Porque quería llegar al otro lado :)

- ¿Unas palabras para quienes lean esta entrevista?
Agradecerles el interés por leerla, y que espero que les aporte algo.

miércoles, 15 de junio de 2011

"Diario de un dependiente", por David Redondo Iglesias


Buenas.

Habréis notado que últimamente me ausento más que un funcionario con sobredosis de días libres, pero esta vez (como todas) ha sido por un caso de fuerza mayor. Como los universitarios que frecuenten este blog sabrán, es (para mí ya ha pasado) época de exámenes, lo cual genera un estrés considerable. Demasiado como para poder actualizar...

Sin embargo, quiero regresar a mi rutina con una noticia que me congratula, si es que se dice así: acabo de publicar mi primera novela, "Diario de un dependiente". ¿Coincidencia? Pues va a ser que no.

Sinopsis:

"Mientras mis endebles y vacilantes pasos se dirigían a la tienda, pensé que me lo tenía merecido. Desde que mi tío, doce años atrás, decidió intentar establecerse como autónomo y montar una tienda de discos, aquel lugar me había fascinado, y no era para menos. Podía pasarme una tarde entera entre montañas de discos sin enterarme siquiera de cómo pasaba el tiempo.


Prácticamente me he criado entre canciones, desde que, a mis escasos seis años, mi tío me regaló mi primera cinta a escondidas de mis padres, el Are you experienced?, de The Jimi Hendrix Experience, con un par de temas de Black Sabbath al final de la cara B. Desde luego, si hubiera sabido que me pasaría toda mi edad laboral (al menos hasta la fecha) entre las paredes de esa dichosa tienda, me habría reservado un poco de mi embeleso infantil."

Reseña: 

“Diario de un dependiente” es una comedia cimentada sobre el gran drama propio de cada individuo: madurar. Su protagonista es un tipo egoísta, redicho y cabezota, un compendio de “virtudes” capaz de lo mejor (raro en él) y lo peor (esto ya es más habitual).

¿Era necesaria esta novela con los tiempos que corren? Ayposnusé, pero no voy a echarme atrás ahora. Todo lo contrario, apelo a vosotros para que, leido un primer capítulo que os entrego de buena fe, la adquiráis a un precio módico, teniendo en cuenta cómo está el mercado... ¡comprad, malditos!
Además, inauguro nueva página web (es un blog, pero prefiero vivir engañado). Allí iré poniendo, con cierta regularidad (poca) las novedades (pocas... o no, quién sabe) que vayan surgiendo.

Con respecto a este blog, nada que añadir. Seguiré al pie del cañón (no literalmente) día tras día.

En conclusión, que, de momento, los que queráis podéis leer gratis el primer capítulo y/o comprar la novela en la librería online de Art Gerüst, justo aquí. Al que la compre, que le aproveche, y al que no... pues también.

domingo, 5 de junio de 2011

El dominguero español


El dominguero español, con sus chanclas, su moreno de obra, sus treinta kilos de carga para pasar un día en el pinar, sus pantorrillas pálidas y enclenques y su radio retransmitiendo el fútbol, es una raza en peligro de extinción muy desatendida por Greenpeace.

Estos son los clásicos problemas de la sociedad 2.0. Los pasos que hay que dar para mantener el ritmo se vuelven cada vez más agigantados, pero las piernas encogen. Ya no sabemos si es la era Twitter, la era Facebook o la era No-Do, y, si lo sabemos, la situación no tarda en cambiar y dejarnos de nuevo sumidos en el desconocimiento.

Por eso mismo, si en la era de las tecnologías tenemos que sacrificar valores como los de un pobre hombre, un valiente que coge a su familia y les mete en un coche a cuarenta grados, con el Carrusel Deportivo a toda hostia, con los niños dando por culo en el asiento de atrás, y la parienta en el asiento del copiloto soltando un batiburrillo de alaridos que mezcla instrucciones y quejas por haber dejado a su madre en el baño y sin papel higiénico, quizás haya quien no quiera vivir en ese día.

"Un pueblo no es verdaderamente libre mientras que la libertad no esté arraigada en sus costumbres e identificada con ellas." 
Mariano José de Larra.

sábado, 4 de junio de 2011

10 cosas que he aprendido sobre la democracia


1- Según Felip Puig, la labor de la policía es incuestionable, que para eso está para proteger al ciudadano, aunque precisamente lo de proteger al ciudadano se lo pasen casi siempre por el forro de los cojones.

2-En consecuencia: el desalojo de Plaça Catalunya fue para proteger al ciudadano. Supongo que no se referirán a protección física...

3- Los manifestantes son mucho menos que santos. Ya se ve en las imágenes cómo propinan fuertes cabezazos al material de trabajo de los mossos (sobre todo a las porras, que acabaron brutalmente dañadas).

4- El periodismo en ciertos programas consiste en dar una opinión completamente infundada sobre un suceso sin molestarse en recabar ni un mínimo de información sobre dicho suceso.

5- El español es derrotista por naturaleza: cualquier cosa que un español empiece, además de ya tener de por sí menos valor que la actividad de cualquier otro, es una chorrada hasta que se demuestre lo contrario, momento en el que aprovecharán para subirse al carro (ejemplos: el Mundial, la Eurocopa, las Olimpiadas de Madrid, las manifestaciones...).

6- No vale lo mismo el voto de una persona de Madrid que el de una persona de Tomelloso.

7- Ser político es algo bastante parecido a que te toque la lotería. Y si no, que le pregunten a Carlos Fabra.

8- Las elecciones municipales no valen nada, son solo para marcar paquete. No importa que durante cuatro años un alcalde o presidente de comunidad autónoma haya desempeñado un papel desastroso, el voto ciudadano irá en consecuencia con su concepto del presidente del Gobierno.

9- La información es poder. Por eso mismo gran parte de los ciudadanos de este país tiene el mismo poder que una hormiga contra una estampida de búfalos.

10- La democracia consiste en emitir un voto de forma masiva una vez cada cuatro años para que los elegidos tomen todas las decisiones que afectan a tu economía, tu ocio, tu salud y tu estado civil para que tu no tengas que pensar más.

viernes, 3 de junio de 2011

Fredo: Las manos del talento


He aquí una de esas gratas sorpresas que nos depara internet de vez en cuando: Fredo.

Su blog (podéis acceder a él haciendo click sobre la imagen de arriba) muestra una interesante lectura nada más entrar: "He aquí el reflejo de tu curiosidad". Viendo sus dibujos uno entiende por qué.

Con un estilo que nada tiene que envidiar a artistas que han pasado a la historia (El Bosco es un ejemplo clarísimo), Fredo muestra (con una periodicidad variable) lo que es capaz de hacer con un lapicero y un folio.

Cabe destacar, por supuesto, su increible capacidad para aportar a sus dibujos una tercera dimensión y hacer que parezcan, desde cierto punto de vista, sólidos y reales... ¿Que no? ¡Mirad esto!


Por increible que os parezca, la copa es un dibujo.

El trabajo de Fredo es una auténtica oda al talento y la habilidad, lo cual es más meritorio todavía teniendo en cuenta la calidad que muestran ciertas obras de arte contemporáneo y los estándares estéticos en los que nos movemos últimamente...

jueves, 2 de junio de 2011

Física o Química: predicciones acertadas.





Parece ser que Física o Química, una serie que aqueja el síndrome del cuarto poder made in Spain (o, lo que es lo mismo, el síndrome de ¿por qué a los americanos les sale Oceans Eleven y a nosotros Los bingueros?) está a punto de llegar a su punto y final. Al menos de eso se hacen eco páginas como Vertele o FórmulaTV. El lunes que viene tendrán lugar sus dos últimos episodios.

Yo, al igual que muchos otros internautas aficionados al cine, tengo una cuenta en Filmaffinity. Es una página muy útil para hacer inventario de todas las películas y series que o he visto o me he tragado, para poner un poco de orden, y para añadir alguna que otra crítica con el objetivo de echar una mano a cinéfilos y seriéfilos indecisos.

El caso es que hace menos de un mes hice mi crítica a Física o Química (podéis verla aquí). En dicha crítica doy mi opinión (que para eso es mía) sobre la serie.

Quiero destacar una parte en concreto:

"El argumento es como un compendio de todas las desgracias que suceden en todos los institutos del mundo desarrollado (de centros educativos de paises subdesarrollados no han puesto nada... a estos chavales solo les faltaba tener que lidiar con un brote de malaria). Embarazos no deseados, sobredosis, comas etílicos, sexo entre todos y por todas partes... creo que lo único que no han utilizado es una matanza en plan Columbine, pero probablemente lo hagan. Así se quitan de encima el reparto adolescente que esté más caduco y meten sangre nueva."

 Da la casualidad de que ayer, haciendo zapping (pues me ha sido conferida la habilidad de tener un mando a distancia y pulgares oponibles), me encontré con el, hasta ahora mismo, último capítulo de la serie. ¿Y a que no adivináis qué estaba pasando?

Pues un adolescente fue al instituto a dar una sorpresa a sus amigos y compañeros adolescentes, una sorpresa en forma de cartuchos de escopeta. Mientras yo soltaba un sonoro "¡no me jodas!" en la soledad de mi salón, mi cabeza rememoraba una y otra vez cierto tema de Def Con Dos.

En cuanto al capítulo en sí (al menos la parte que vi), fue divertido, con unos cuantos gags bien currados... aunque no sé si fueron adrede o no. Puede que nos encontremos ante una comedia involuntaria de la talla de Plan 9 del espacio exterior... ¿Qué pensaría Ed Wood de esta serie?

miércoles, 1 de junio de 2011

Y abrí el pozo del abismo


Hace tan solo un par de días, comencé a escribir una historia improvisada y subí el primer capítulo a Literatura Nova (¿os he hablado ya de Literatura Nova?). Su título entonces era desconocido para mí, pero ahora supongo que ya os imagináis cuál es...

El caso es que ayer mismo creé un blog para ir subiendo el relato capítulo a capítulo, a ver qué forma va tomando. No es mucho lo que puedo decir al respecto. Solo una cosa: que yo mismo (¿quién si no?) os invito a pasaros por el blog de "Y abrí el pozo del abismo" y dejarme compartir con vosotros una historia naciente.

P.D.: Para no variar, podéis acceder al blog haciendo click sobre la imagen que ilustra esta entrada.